h1

Fin de semana extraño…

marzo 13, 2006

Son las dos de la madrugada… domingo… mañana clase… ¿Quién me mandará a mi hacer estas cosas a estas horas?. Fácil respuesta amigos, se llama, siesta, culpable de muchos insomnios mios.

Fin de semana largo el acontecido, empezando el viernes, partido, 32 puntos, victoria… muchas anecdotas para un simple partido de baloncesto. Todo comenzo con la gran decisión de jugar un partido de baloncesto en un campo con "seis goteras" como bien recoje Mena en su informe, comienzo del tercer cuarto, primer minuto del tercer cuarto, el suelo retumba… bum!!! el arbitro haciendo la cucaracha al más puro estilo brasileño.
Hay que actuar rápido!! El omnipresente coge una bolsa de hielo instantaneo… la tira al suelo, la pisa, y explota!!! Siguiente bolsa de hielo, la tira al suelo, la va a pisar, pero la cucaracha con unos reflejos rápidos le arrebata la bolsa y la rompe con cuidado. Tras parecer que poco más y se había roto el tobillo es capaz de seguir pitando el partido, eso sí tras hacernos mudarnos de campo…
Al final, victoria fácil, una más para el casillero.

Sábado, día largo dentro de lo que cabe, me despierto pronto, no me importa, al poco rato he quedado con super Garazi, una de las mujeres más felices que conozco, tenemos que ir de compras, debo comprarle un regalito a una amiga a la que quiero felicitar desde aquí, ¡zorionak Maialen!, bueno pos lo que decía de compras, como no… algo me tuve que comprar: un disco de música (Bunbury: canciones 1996/2006) y un libro de James Redfield (Las nueve revelaciones) Intentaré hacer una crítica del libro cuando me lo lea, del cd no creo que haya que hacer mayores comentarios, un recopilatorio, pero que incluye un dvd con una entrevista y todos los videos. Bueno, continuemos con la mañana, tras estas pequeñas compras acompañé a esta gran mujer a comprar un par de cosas, como no, algo se tuvo que comprar, unos zapatitos y algo más lo cual no recuerdo. Trás patear Donosti de tienda en tienda, pues a comer se ha dicho.
Ya es la tarde, vueltecilla y esperar a que llegue ese gran momento de todo fin de semana, el sábado noche. Salida con un compañero de equipo, lo típico que si una copichuela por aquí, otra por allí… pero la noche tenía una sorpresa, la llamada de Garazi, ¿es que no puede vivir sin mí? La respuesta es simple, no es eso, simplemente se ha perdido, ya se que es muy triste por su parte, pero bueno como buen amigo y entrenador suyo que soy pos me lanzo a la aventura de ayudarle a reecontrarse, pero tras una cena en sidrería como la que se había metido dificilmente iba a poder ayudarla, viajecito hasta sus amiguitos de turno y misión cumplida. La noche no había acabado, todavía quedaba la obligada visita de todos los sabados al txukun… ¿con qué nos encontraríamos esta vez? Las mujeres nos aclamaron, no por nuestra belleza, sino por la simple razón de que me reconocieron, es duro decirlo, pero así es, después de haber salido vestido de bailarina en carnavales mucha gente se habría fijado en mí…

Sí, esa bailarina soy yo, sé que no vais a soñar conmigo esta noche, ¿pero bueno algo tendré que hacer para que la gente se fije en mi no?

Domingo por la mañana, momento duro, resaca, catarro, no puedo dormir por los mocos… decisión: se le hace una visitilla a un amigo de la provincia, con el que también quedo por la tarde, para ver el partido del GBC. Mal partido, lo más interesante, ver a Mena sin la más mínima sensación de cogera… increible.

Esto es todo lo que ha dado de si este fin de semana, proximamente más.

Greased Lightbox

+

Loading image

Click anywhere to cancel

Image unavailable

 

2 comentarios

  1. hay assiertxo, asiertxo….sabes que en verdad es porque no puedo vivir sin ti,jejej.una juerga esta en espera que no me olvido.
    un muxutxu de una parte del finde extraño. pero mejor que sean extraños asi seran mas faciles de recordar.


  2. Ola, todavia usted y yo tenemos que aclarar muchas cosas sobre aquella nochecita, con tu compañero de salidas nocturnas.
    Lo que usted comenta sobre que no pudo dormir porque tenia una ligera congestion nasal, creo q usted no estaba en condiciones de diferenciar entre una congestion y o ganas de echar toda su cena.
    Bueno sin mas ideas posibles para recriminar un saludo–>



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: